sábado, 26 de septiembre de 2009

si tienes bocinas....

si tienes bocinas, simplemente escucha como canta este chico..... no hay mas que decir....

miércoles, 23 de septiembre de 2009

ya esta!!!!!

chuck norris

un poco de egoismo y con ello egocentrismo:

"ya esta la musica de mi documental!!!!!!!!!!!!!!!!!!"


pd.: y esta poca madre
pd2: la musica es realizada por el amigo chalo

domingo, 20 de septiembre de 2009

Strawberry swing

Ayer sin nada que hacer a las 3 de la mañana encendí el televisor, el estar cambiando de canales a lo loco me encontré algo interesante, el nuevo video de Coldplay llamado “strawberry swing”…. Después de ver lo genial que estaba me di a la tarea de averigur quien lo había realizado y fue donde descubrí que es un colectivo de artistas y animadores de Londres llamado “Shynola” los cuales ya han trabajado anteriormente con diferentes artistas como Radiohead y Blur. Lo interesante de este video es que en verdad todo esta hecho en gis (o tiza) para pizarrón, eso unido a la animación en stopmotion del personaje humano (Chris Martin) que sale allá, creo que es un trabajo que vale mucho la pena apreciar por la cantidad de perspectivas y la calidad de la animación realizada. La idea es que Chris Martin se convierte en un súper héroe para rescatar a su amada de las garras de una asquerosa ardilla mutante (cabe resaltar que odio a las ardillas). El video se estreno en internet en la página de babelgum.com y también se estuvo proyectando en diferentes salas de cine en la ciudad de Londres antes de películas como la de Bruno. Ahora mejor solo véanlo….

sábado, 19 de septiembre de 2009

Feliz no cumpleaños

-¿a mi?
- "a tuuu"
- "feliz feliz no cumpleaños"
-¿para mi?
- "para tu!!!"


simplemente me gusta toda esa parte de la animacion de alicia en el pais de las maravillas de disney, una amiga me pregunto si recordaba lo que recitaba el raton despues de todo el canto...y va asi:


"lindo lindo parpadean estrellitas en el cielo,
y alla arriba estan volando con alitas de murciélago...."


que buenos recuerdos....


jueves, 17 de septiembre de 2009

Mike Stimpson


Vagando por la red me recomendaron visitar la pagina del fotógrafo Mike Stimpson, el cual , al parecer, se dedica tomar fotos de muñecos de plástico, en particular de legos, al principio me pareció chistoso el ver que imaginación tenia para tomar fotos de los troopers de starwars, pero después, oh magia!! Me encuentro con fotos de momentos importantes de la historia. Más bien fotos de legos haciendo la pose de las fotos ….bueno, el punto es que me agrada ver que alguien haga un trabajo así, me parece en cierto aspecto divertido y en otro lado sencillamente brillante. Si pueden visiten su página, les dejo algunos de sus trabajos (las de él son las fotos de los legos)

pagina: http://www.mikestimpson.com/


lunes, 14 de septiembre de 2009

I Got Opinions

El colectivo de ilustradores y animadores llamados Watermark LTD. Han ayudado recientemente en un video musical para el cantante neo zelandés: Greg Johnson. La verdad la historia es un poco simple, muy al estilo de el conejo blanco (literalmente) que se va por el agujero, como en el cuento de Alicia en el Pais de las Maravillas. Creo que la animación es estupenda, y la música es genial y en ciertos momentos relajante. Cabe señalar que cada uno de los mundos que visita el conejo es un trabajo personal de cada uno de los 8 diferentes ilustradores. Venlo y disfrútenlo.

Monsimanía: una devoción anacrónica por: Hector Villarreal*


Desde mi remota juventud di por visto a Carlos Monsiváis. Es decir, que haber leído unos cuantos textos de su autoría me bastaba para no dedicarle más tiempo. Lo decidí así por su pobre temática y anticuadas referencias, así como por su estilo de pastiche que maldisfrazan la miseria de sus argumentos o la falta de ellos: mucha forma y poco fondo. Me di cuenta de que no aportaba nada a mis ambiciones de conocimiento ni el menor gusto a mi lectura, que incluso las tragicomedias de José Agustín eran mejorcitas. Lo dejé para dedicarme a José Ortega y Gasset, a quien di por visto hasta después de haber leído con mucho agrado y provecho más de la mitad de sus obras completas. Desde las primeras páginas que leí del madrileño comprobé, entonces por comparación, la pequeñez periodística y ensayística del que brinda por su madre. Comprobé también la sobrevaluada o sobrevalorada que está su obra y, sobretodo, el personaje mítico que han hecho sus devotos, algunos o muchos intelectuales, artistas y políticos o con pretensiones al respecto.

Años después compruebo que mi decisión fue acertada, cuando muy de vez en cuando entreleó uno que otro párrafo de sus textos en El Universal y antes en La Jornada (¿qué pasó?, ¿por qué se cambió?). Y dice lo mismo que antaño y del mismo modo: chistecitos a partir de declaraciones de obispos católicos y políticos tarados —antes del PRI y ahora del PAN— publicadas en la prensa, género en el que hay muchos mejores; Héctor Lechuga y Marco Antonio Flota, por ejemplo. Esto que sus aplaudidores y cortesanos —que no quiero citar— llaman “ironía”, “desenfado”, “irreverencia”, etcétera, no es otra cosa que un continuo not joke sin la gracia de Borat: “el cardenal fulanito es un santo… noooot?” o “el político sutano es un ejemplo de honradez… noooot?”.

No me sorprende el auge de la monsimanía, auspiciado por los gobiernos federal y del Distrito Federal (de “la derecha” y “la izquierda”, dirían sus fieles) hasta instituirla en devoción de Estado (con lo fiero defensor de la laicidad que es Monsiváis, ¡qué ironía!), sólo me parece que es la devoción a un personaje imaginario, idealizado o sobrevaluado. Puede ser que sea algo característico de lo devocionario, que haya un componente de fe como en las creencias en manifestaciones hierofánicas más pedestres, por ejemplo, creer que una mancha en un comal es la imagen sagrada, milagrosa, de la Vírgen de Guadalupe, porque ella ha querido manifestarse así.
La devoción monsimaniaca asegura que su ídolo tiene el don de la ubicuidad —nótese que le atribuyen una cualidad característica de algunos santos, como San Martín de Porres—, por el cual es el más actualizado, más amplio, más pertinente, más visionario, etcétera, cronista y ensayista, especialmente de lo que ellos llaman cultura o culturas populares.

Lo anterior es completamente falso, porque el señor se quedó en los años setenta, con La Familia Burrón, las películas de Tin Tan, los bailes de salón, el 68 y Juan Gabriel. Luego dio un saltito al tema de las costureras del Centro Histórico y el allanamiento a la UNAM del CEU. La última vez que quiso medio actualizarse en íconos populares se dio una quemadota ensalzando a Gloria Trevi, y eso fue hace mucho. ¿Cuáles son sus crónicas o ensayos de acontecimientos —que ni siquiera son nuevos— como el concierto de Rod Stewart en Querétaro (ah, es que no le gusta el rock), el primer Vive Latino (lo mismo), el Love Parade en el monumento a la Revolución (ah, es que no le gusta el tecno), Polymarsch en el Palacio de los Deportes (lo mismo), Manú Chao en el Zócalo (¡es de los suyos!), o los conciertos de duranguense de la Ke Buena en el Estadio Azteca (¿tampoco le gusta?)?

¿Cuáles son sus crónicas o ensayos sobre la comunicación por teléfono celular, Messenger o correo electrónico —que comparten texto, imagen y voz— como fenómeno masivo? ¿Cuáles son sus chistoretes sobre el esténcil, el culto a la Santa Muerte, el frontón en Tulyehualco y Tláhuac, el hip hop en Coacalco y Atizapán, las ferias en Milpa Alta y Xochimilco, la piratería en Tepito, el tianguis de la San Felipe de Jesús, el fútbol —de las barras, al femenil y al llanero—, las revistas o fanzines en Internet, los cholos de Neza, los emos…? Quizá lo correcto sea decir que es una devoción del anacronismo.

Además, Monsiváis no es un cronista, sino un recortero, es decir, alguien que se dedica a recortar periódico y antologar lo que subraya. Carece de testimonio y la crónica no puede ser un género vicario. Recuerdo, por ejemplo, que Entrada libre es un fichero de los subrayados de sus recortes sobre “la sociedad civil”, de tres o cuatro acontecimientos de los años ochenta. Es más o menos lo que hacían, y todavía hacen, los de servicio social en las oficinas gubernamentales de comunicación social, que le llaman “seguimiento periodístico” o algo así.

Otra de las creencias de los monsivaístas es que su ídolo critica o cuestiona al poder o a todos los poderes. En realidad sólo critica a pocos, a unos cuantos. Por ejemplo, hay siete partidos políticos —poderes— y concentra sus chistes en dos, principalmente: el PRI y el PAN, y en segundo lugar en el PVEM. Intelectual orgánico del PRD, sobre su cochinero se atrevió a referirse timoratamente como carencia “de cultura jurídica” (El Universal, 23 de marzo de 2008). Con este partido su juicio es sumamente complaciente. Su crítica es militante, incapaz de reconocer en el PAN, desde su origen, su cultura democrática, de formación ciudadana, y en el PRD su corporativismo, autoritario como tal. Llega al extremo de calificar a Fox como el peor presidente en la historia de México, de modo que le parecen mejores Echeverría y Díaz Ordaz.

Todo mesías tiene su profeta y Monsiváis lo ha sido y es de uno del tipo escatológico o milenarista: López Obrador, al que no critica ni con el pétalo de una ironía. Lo cual me da gusto: son tal para cuál, el uno para el otro, nacionalistas revolucionarios. Monsiváis es a López Obrador lo que Pound a Mussolini (pero el poeta estaba chavo cuando la regó). ¿Dónde está escrita o en qué programa de televisión declarada su objeción a las acciones porriles, vandálicas, del lopezobradorismo que canceló al Congreso, de su movilización clientelar de paniaguados al modo del peor priismo, a las expresiones machistas en agravio a legisladoras perredistas, al autoritarismo personalista escupido a sus esbirros en “el movimiento soy yo”?

¿Cuáles son sus críticas al ingeniero Slim o a la maestra Elba Esther? ¿Cuál crítica a todos los poderes? ¿Cuáles son sus chistes de los circos de Marcelo Ebrard, que no ha reducido la criminalidad de su jurisdicción? ¿Y a los programas de cultura de los gobiernos perredistas en el DF, que han hecho del Zócalo un escaparate del tipo Siempre en Domingo? Ni critica a todos los poderes políticos ni a todos los poderes económicos. Tampoco a todos los poderes religiosos. Su crítica se concentra en la Iglesia católica. Nunca se dirige a las Iglesias protestantes históricas ni a las de nuevo cuño, ni a los ministros de culto de otras religiones.

Los devotos de la monsimanía también le atribuyen a su tótem algo así como mucha lucidez (podrían llamarle clarividencia), como que hay que leerlo para entender qué pasa en el mundo y por qué. Lo que en principio llamé la miseria de sus argumentos o falta de ellos, quiere decir que tiene una sola explicación para todo: “la derecha”, es causante o culpable de todos los males, de los económicos y políticos a los culturales y morales. Si su mesías no es presidente legal, es culpa de “la derecha” (no de los millones que no votaron por él); si hay pobres, es culpa de “la derecha” (también de los que hay en China y Corea del Norte); si llueve demasiado, es culpa de “la derecha”; y si no llueve cuando se necesita, también es culpa de “la derecha”. Igualito que su mesías. Hay que ser conceptualmente miserable para explicar todo a partir de una sola dimensión analítica, la ideológica izquierda-derecha, especialmente cuando son categorías ambiguas y relativas que se suponen mutuamente excluyentes.

En fin, hay que dar también por visto el tema de la monsimanía y pasar a tratar de conocer o estudiar otras devociones más interesantes, la de la Santa Muerte, la del Niñopa de Xochimilco o cualquiera otra.

*Héctor Villarreal
dialogo@hectorvillarreal.info

patrick swayze


Goodnight Sweet Prince

(Houston, Texas, 18 de agosto de 1952 - 14 de septiembre de 2009)

domingo, 13 de septiembre de 2009

its no lupus....


It`s no lupus

la futura revolucion....

El viernes estaba platicando con un amigo de los problemas económicos del país, y como acarreamos los problemas del pasado, o sea, que heredamos los problemas que siguen existiendo desde nuestros abuelos hasta estos días. Empezamos, de la nada, a hablar de la corrupción y como nos educamos en este país a ser corruptos desde la época de la conquista… no digo que los españoles nos hayan traído la corrupción, digo que acá los indios o hijos de españoles que se dieron cuenta que pagando o haciendo favores lograban lo que querían empezaron a crear esa cultura corrupta que esta dentro de casi todos los mexicanos. Y de la nada llegamos a uno de los mayores ejemplos (no el único por supuesto) de corrupción que ha existido en este país…. ¿de quien hablamos? Nada más y nada menos que de Arturo “el negro” Durazo.
Recuerdo haber visto el documental de “los ladrones viejos” donde al parecer la policía en la ciudad de mexica era respetada y temida por que en verdad era buena. Acababa con los robos, hurtos y casi no habían asaltos ni asesinatos. Uno de estos ladrones llamado El Carrizos, comenta en una parte algo que me parece muy interesante y en cierto sentido cierta: -“Antes los delincuentes tenían ética, eran unos caballeros”- es interesante que esta persona lo diga por que este ladrón es famoso por haber robado la casa del ex presidente Luis Echeverría, además, a palabras de él, que casi siempre le robaba a la gente que no le iba a hacer daño en el bolsillo, además que “ladrón que roba a ladrón… y no había ladrón mas grande”. Justo después entra a la jefatura de policía el famoso Negro Durazo, y empezó una de las rapiñas mas grandes en contra de la sociedad que existiera. Allá empezó a existir la “mordida” ya que el exigía a los uniformados cierta cantidad de dinero para el… ya que tenía que hacer el “mausoleo para policías” entre otras cosas… ¿Qué paso con este dinero? Se amasó una fortuna enorme, se hizo un par de casas en el Ajusto (zona bastante rica en el DF) y también se adjudico unos terrenos en Zihuatanejo donde se construyo el famoso “Partenón” que aun ahora el gobierno no puede vender por el pésimo gusto de la construcción, que a pesar de estar echa en su totalidad de mármol, tenía el gusto de un naco de derecha.
Volviendo con mi amigo y recordar eso…lo de Durazo, nos dimos cuenta, en cierto sentido, que los ladrones, como el carrizos, roban mucho por necesidad más que por tener mucha lana, aun que el carrizo si amasó una pequeña fortuna, ¿y como no? Le robo lo poco que tenían en sus cuartos y casas a López portillo y a Echeverría. El pensar que esos ladrones, no el carrizos, si no los políticos ahora nos quieren subir más impuestos, de los cuales todavía arrastramos viejos impuestos que dijeron a nuestros padres que quitarían, como la tenencia que se creó para financiar las olimpiadas, entonces…. ¿Qué es de esperar en este país? La gente cada vez es más pobre, los salarios bajos, la calidad de vida cada vez disminuye mas y mas… ¿Qué más puede pasar? Solo una cosa, la gente harta y desesperada por cambios, viendo que año tras año nos roban más dinero… solo falta una revolución social, un golpe de estado o algo parecido… sé que no es la solución, pero es lo más inmediato a esperarse. La gente (entre ellos yo) ya no puede seguir observando cómo nos roban y nos engañan todos los días. Ya no soporto el ser testigo de eso, he conocido ladrones, dealers, falsificadores, etc. Y ninguno de ellos se dan la gran vida, porque la mayoría lo hacen para subsistir. ¿solución? Revolución social… espero que aun que esta se produzca, al menos algo cambie en el futuro de este país.

jueves, 10 de septiembre de 2009

Pegale al Gordo!!!!! $$$$$$$

Al pegarle podrias recibir mas de 2% en impuestos agregados...ademas de pilon!!! un nuevo impuesto llamado "impuesto contra la pobreza" el cual te hara mas pobre.... pero mas delgado; en estos dias, hay que pensar en la salud o quedaras igual de marrano que este cabron :)


*decir "pegale al gordo" en mexico quiere decir que te sacaste la loteria o el premio mayor.....

Un dia mas....

¿no les pasa que a veces no quieren dormir…y al dormir ya no quieren despertar? Se vuelve un ciclo vicioso… despierto y en verdad no tengo ganas de hacer nada, ni ver películas, ni leer, ver tele, ir por un café, ni salir a caminar ni nada…. Es raro, pero a veces pasa.
¿Qué paso el día de ayer? Gano la selección mexicana…wow!! Que interesante (ironía) algunos amigos seguro se embriagaron otros seguro igual se encerraron y la vida continuo. También un fanático religioso tomo un avión en el DF. Con un par de latas llenas de tierra y pequeñas luces parpadeantes se puede hacer un alboroto nacional. ¿yo? Nada solo vi una película, comí cereal y pensé en cuantas cosas podría hacer cuando me vaya unas semanas a Guadalajara a probar suerte. Al menos de lo poco que pude encontrar fue esta animación tirándole a musical-poema beat que me pareció bastante buena, realizada por The people`s Republic of Animation. Narrado por Nick Cave y dirigido por Eddie White y Ari Gibson y todo producido por Jessica Brentnall.

The Cat Piano from PRA on Vimeo.

martes, 8 de septiembre de 2009



RUDO Y CURSI


Por José Felipe Coria*


La cultura mexicana el año pasado se entregó a celebrar el octagésimo aniversario de un escritor que lleva más de tres decenios sin publicar, ya no se diga una obra maestra, sino un libro legible. Se celebró al personaje, nunca a la obra, lo poco que de ella queda y que más o menos sobrevive en el tiempo. La firma importó antes que los logros literarios. El nombre fue exaltado hasta la histeria como el non plus ultra de las letras, como si antes de él no existiera nadie y como si después de él nadie existirá, ni ahora ni en el futuro. Rudamente, la cultura oficial hizo un festín que sólo satisfizo al ego del homenajeado. Es la política cursi que invita al sacrobovinismo: a sacralizar vacas.

Si las letras se reducen a un solo nombre, por lo que se le festeja todo: sus incongruencias ideológicas, sus evidentes maquinazos y sus alardes de soberbia revanchista, ¿qué puede esperarse de otras vertientes del arte nacional? Exactamente lo mismo: dosis industriales de sacrobovinismo. La obra ya no importa. La publicidad, la presencia mediática, hacerse famoso y echarse a dormir en los sacrosantos laureles que los cuates cotidianamente renovarán, para ver si así les cae una migaja del pan que la vacota degusta... Esto sí importa.

Un arte de pasiones, que al menos permitía el abordaje crítico y la diversidad de opiniones, era el cine. De un tiempo acá, el sacrobovinismo es la “ética” que rige a la mercadotecnia ya no de las películas. Del “producto”. Porque son productos hechos por seres infalibles que basta con que se reúnan ante una mesa de café para que su conversación, por más banal que sea, resulte digna de consignarse. No se olvide que para la arrastrada prensa de espectáculos nacional, el eje Condechi-Coyoakitsch es sinónimo de la Florencia renacentista, habitada por puros genios. Aquellos que esa prensa en su babeante bovinismo erija, claro.

Ejemplo lacerante de este tipo de entronización que es hacer valer la firma por encima de la obra es el prefabricado éxito de fin de año: Rudo y Cursi (2008, Carlos Cuarón), elogiada desde antes de su estreno por ser producto emanado de las geniales mentes de sus productores, los denominados Three Amigous. Bastó que ellos apoyaran la producción de ese filme para que resultara impecable, magnífico, soberbio, único, excepcional, grandioso, fantástico, profundo, notable, magistral. ¿Cómo tres genios habrían de equivocarse en la elección de tan imprescindible producto que sus alabadas señorías bendijeron? Poco importa que el director sea hermano de uno de los Amigous. La confirmación de tan incuestionable éxito está en que participan en la cinta el Jorge Tegrito y el Pedro Infame de la esnob posmodernidad marxsosa, haciendo el reprise de sus gustados papelones de Y tú, mama también (2001, Alfonso Cuarón). Qué rudo y qué cursi: ¡la película valdría sólo por sus nombres! Y no hay que verla para confirmarlo.

¿Pero en realidad qué es Rudo y cursi? La exploración medio gandalla, medio chistosita, medio autorracista, medio babosona del alma del neomexicano feo, ese meganaco que jodido vive pensando en futbol, viejas y juego. Ese submexicano que habla con acentito indefinible, entre norteño de Tepito y costeño de Monterrey. Esa curiosa especie vagamente misógina que encarnan sin gracia el dueto de “estrellas” debutando, según asentó una de las amigas del director, en ejercicio digno de Viruta y Capulina siglo XXI (¡sí, que filmen juntos por siempre jamás!). Es la historia de dos carnales medio brutos, medio ignorantes, el Beto (Dieguito) y el Tato (Gaelito), uno portero, el otro delantero, descubiertos por el medio buena onda medio transa argentino Batuta, e impulsados a una vida de éxito barato y efímero, hasta que a uno le da el síndrome del Jaimacón Sansón y resulta incapaz de meter goles cuando lo abandona en malísima onda su por todos cuchiplanchada nalguita. Incluso pierde la oportunidad de ser nacocantante de música narco-norteña. Tras 13 segundos de éxito, es echado al olvido. Beto, compulsivo apostador, pierde literalmente una pata dejando de ser rudo porterazo imbatible. Regresan los brothers a la naca megamansión narca que su cuñado construye para su jefecita ya que ellos se chutan la lana en incontables fregaderas, desde la naca Hummer amarillota tipo SNTE que le obsequia Tato a su explotadora, hasta los muebles y las ventas por catálogo que el bestia Beto se refina para pagar sus astronómicas deudas. Al final a punta de canciones gritadas por Tato celebran estar condenados a vivir en el sacrobovinismo de su ridiculísimo éxito vuelto gozoso fracaso. Y la saga del farsante argenmex que persigue nuevas figuras para explotarlas, como lo hacen las estrellitas actuales con sus fans (¡compra a la salida del cine el disco con todas las hórridas canciones que te recetamos!), continuará. Por los siglos de los siglos.


José Felipe Coria es crítico de cine.
E-mail: johnmatrix2@hotmail.com

lunes, 7 de septiembre de 2009

Evolucion....a record of life

A Record of Life … animación realizada por Owen Gatley y Luke Jinks…que hacen algo que me parece bastante interesante. La animación muestra los pasos de la evolución pero también muestran los links…las diferentes especies y diversidades que se pueden encontrar en el planeta. Creo que vale mucho la pena para ver….

A Record Of Life from Owen Gatley and Luke Jinks on Vimeo.